Estos dos chicos guapos comparten el mismo íso, nunca habia pasado nada en dos años que habian vivido juntos, hasta que un día estaban tan cachondos que comenzaron a besarse, luego uno de ellos le dio unas buenas mamadas a la polla de su mejor amigo y terminaron follando, gozando de un buen sexo gay