A estos gays maduros les gusta tener sexo en el trabajo, sin que sus esposas se den cuenta, mira como van a la oficina de uno de ellos, en donde comienzan a chuparse sus enormes pollas, luego uno de estos tíos se pone en cuatro patas para ser follado por su culo bien duro…