Olvidandose de sus esposas estos maduros cuarentones, decidieron probar algo de sexo gay y es que además estaban muy cachondos y cansados de la monotonia de siempre follar de igual forma con sus parejas, así que solo por esta noche estos maduros se volvieron gays y se pusieron follar bien duro sus culitos…